Sofía Vitale

LA DIABETES

En medicina, el término diabetes incluye dos situaciones patológicas diferentes: la diabetes mellitus y la diabetes insípida. Pero comparten ciertas manifestaciones clínicas (la excreción copiosa de orina, poliuria y la intensa sed, polidipsia) han hecho que tengan idéntico nombre.

Generalmente, se usa el término «diabetes» para referirse a la diabetes mellitus, que es un trastorno mucho más frecuente y conocido que la diabetes insípida.

La diabetes insípida o diabetes de agua es un trastorno relacionado con la deficiencia de la hormona antidiurética (también llamada vasopresina) o por una resistencia de los receptores renales a esta hormona, que ocasiona la excreción de grandes cantidades de orina muy diluida (poliuria) y consecuentemente aumento de la sensación de sed (polidipsia) para reponer el exceso de agua perdido por orinar

La diabetes mellitus (DM) o diabetes sacarina es un síndrome orgánico en el que se ve afectado el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas, multisistémico y crónico que se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia). Es causada por la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células β del páncreas, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas.

Sus síntomas principales son emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia), y pérdida de peso sin razón aparente. La Organización Mundial de la Salud reconoce tres formas de diabetes mellitus: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo), cada una con diferentes causas y con distinta incidencia.

Las células metabolizan la glucosa para convertirla en una forma de energía útil; por ello el organismo necesita recibir glucosa (a través de los alimentos), absorberla (durante la digestión) para que circule en la sangre y se distribuya por todo el cuerpo, y que finalmente, de la sangre entre al interior de las células para que pueda ser utilizada. Esto último sólo ocurre bajo los efectos de la insulina, una hormona secretada por el páncreas.

En la DM (diabetes mellitus) el páncreas no produce o produce muy poca insulina (DM Tipo I) o las células del cuerpo no responden normalmente a la insulina que se produce (DM Tipo II).

Esto evita o dificulta la entrada de glucosa en la célula, aumentando sus niveles en la sangre (hiperglucemia). La hiperglucemia crónica que se produce en la diabetes mellitus tiene un efecto tóxico que deteriora los diferentes órganos y sistemas y puede llevar al coma y la muerte.

La diabetes mellitus es un trastorno endocrino-metabólico crónico, que afecta la función de todos los órganos y sistemas del cuerpo: el proceso mediante el cual se dispone del alimento como fuente energética para el organismo (metabolismo), los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares) y la circulación de la sangre, el corazón, los riñones, y el sistema nervioso (cerebro, retina, sensibilidad cutánea y profunda, etc.).

HORMONAS SEXUALES

La producción de hormonas sexuales por las gónadas masculinas o femeninas (los testículos y los ovarios), está regulada por dos órganos que se localizan en el cerebro y cumplen una función reguladora del nivel de hormonas (testosterona, estrógenos y progesterona):


Podemos decir pues, que las hormonas sexuales son:

Los estrógenos

  • Participa en la maduración y desarrollo de los caracteres sexuales secundarios femeninos en la pubertad de la mujer.

  • Está implicada en la regulación del ciclo menstrual y en la regulación del proceso de ovulación.

  • También participa en los procesos que tienen lugar en el desarrollo gestacional del embarazo.

Los estrógenos inducen y promueven procesos de proliferación celular sobre los órganos diana (órgano blanco) femeninos, que principalmente son el endometrio, las mamas y el mismo ovario.

Progesterona

Actúa principalmente durante la segunda parte del ciclo menstrual, parando los cambios endometriales (del útero) para la implantación del embrión, el revestimiento uterino se engruesa, pero este se desprende si no hay fecundación (menstruación).

Disminuye la contractilidad uterina del músculo liso. Además la progesterona inhibe la lactancia durante el embarazo. La caída en los niveles de progesterona después del parto es uno de los estimuladores para la producción de leche y un descenso en los niveles de progesterona es, posiblemente, un paso que facilita la aparición del parto.

Testosterona

La testosterona es una hormona sexual propia del género masculino, responsable del desarrollo de caracteres androgénicos secundarios (como el desarrollo muscular, vello corporal, etc.) y del deseo sexual y la libido (de modo que en estados carenciales de testosterona decae el deseo sexual y en el varón se dificulta la erección, por el contrario el exceso de testosterona aumenta la libido o apetito sexual).

Responde:

  1. ¿Qué es la diabetes?

  2. ¿Qué diferencia existe entre la diabetes insípida y la diabetes mellitus?

  3. ¿Cuáles son los síntomas de la diabetes mellitus?

  4. ¿A qué se debe la diabetes mellitus?

  5. ¿Qué órganos producen las diferentes hormonas sexuales?

  6. ¿Cuál es la principal función de las hormonas sexuales?

  7. ¿Cuál es la función de cada una de las hormonas sexuales?

votar

Share/Save/Bookmark

Artículos relacionados



0 Responses

Publicar un comentario en la entrada