Sofía Vitale
La idea de este artículo es mostrar la influencia de las drogas en el sistema nervioso. En esta oportunidad no vamos a hablar de ninguna droga en particular, simplemente se realizará una clasificación y se aclararán algunos conceptos.

Empezaremos por definir qué es una droga: según la OMS droga "es toda sustancia de origen natural o sintético que al ser consumida altera la fisiología del organismo", por lo que podemos utilizar este conceptos para referirnos por ejemplo a un medicamento.
Pero debemos diferenciar el concepto "droga" de "droga de abuso", una droga de abuso es aquella sustancia de uso no médico con efectos psicoactivos ( que pueden producir cambios en la percepción, el estado de ánimo, la conciencia y el comportamiento), suceptible de ser autoadministrada, capaz de generar dependencia y que pueda ocasionar grave deterioro psico-orgánico y de conducta social.

DI NO A LAS DROGAS

Drogas depresoras del Sistema nervioso central:
Se trata de sustancias psicoactivas que tienen la capacidad de entorpecer el funcionamiento habitual del cerebro, provocando reacciones que pueden ir desde la desinhibición hasta el coma, en un proceso de adormecimiento cerebral. Las más importantes de este grupo son:

  • alcohol
  • opiáceos (heroína, morfina, etc)
  • Tranquilizantes (pastillas para calmar la ansiedad)
  • hipnóticos (pastillas para dormir)
  • solventes - inhalantes (pegamentos, nafta, pinturas, etc)
Drogas estimulantes del sistema nervioso central:
Son sustancias que aceleran el el funcionamiento habitual del cerebro, provocando un estado de activación que puede ir desde una mayor dificultad para dormir tras el consumo de café, hasta un estado de hiperactividad tras el consumo de cocaína o anfetaminas. Ejemplos:

  • estimulantes mayores: cocaína, anfetaminas, pasta base
  • estimulantes menores: nicotina
  • xantinas: cafeína, teobromina, etc
Drogas perturbadoras del sistema nervioso central:
Sustancias que trastocan el funcionamiento del cerebro, dando lugar a distorciones perceptivas, alucinaciones, ilusiones, etc. Algunas son:

  • LSD, hongos del género psilocibes, datura arbórea (floripón)
  • derivados del cannabis: marihuana. hachís, etc
  • drogas de síntesis: éxtasis, eva, etc.
Cualquiera de estos tipos de drogas altera nuestro sistema nervioso, es importante aclarar que nacemos con un cierto número de neuronas las cuales las no se regeneran, por tanto si ocurre la muerte celular de algunas de nuestras neuronas no las volvemos a recuperar, lo que conlleva a no llevar a cabo eficazmente las funciones del cuerpo.
Por supuesto que no afecta sólo al sistema nervioso, sino a todo el organismo.

Vamos a diferencia ahora 3 conceptos: uso, abuso y dependencia


Uso: se entiende por uso aquel tipo de consumo en el que bien por su frecuencia o por la propia situación física, psíquica y social del sujeto, no se evidencian consecuencias en el consumidor ni su entorno. Se trataría de un uso no problemático, lo que no quiere decir que no sea inofensivo.

Abuso: En ese caso se producen consecuencias negativas para el consumidor y su entorno.

Dependencia: en este caso el consumo de drogas, que pudo haber comenzado como una experiencia esporádica, pasa a convertirse en una conducta en torno a la cual se organiza la vida del sujeto. La persona dedicará la mayor parte de su tiempo en pensar en el consumo de drogas, buscarla, etc.

Para hablar de dependencia es una condición imprescindible la presencia de un síndrome de abstinencia cuando se suprime el uso de la droga. El síndrome de abstinencia es lo que se produce tras haber una dependencia física y psíquica, en el momento en que falta la droga, aparecen todo un conjunto de signos y síntomas de carácter físico y psíquico, cuya intensidad y curso temporal van a depender del tipo de droga y otros factores como frecuencia, cantidad y antigüedad del consumo.

La dependencia integra 2 dimensiones:

Dependencia física: en este caso el organismo se ha habituado a la presencia constante de la sustancia, de tal manera que necesita tener un determinado nivel en sangre para funcionar con normalidad, cuando éste desciende aparece el síndrome de abstinencia característico de cada droga.
Dependencia psíquica: se pone de manifiesto por la compulsión por consumir periódicamente la droga, para experimentar un estado afectivo agradable (placer, bienestar, euforia, sociabilidad, etc) o para liberarse de un estado afectivo desagradable (aburrimiento, timidez, estrés, etc)



votar

Share/Save/Bookmark

Artículos relacionados



6 Responses
  1. alejandra sharguetti Says:

    q es bonito aqi se encuentra mucho sobe las drogas me enkanta soy de Guatemala


  2. Anónimo Says:

    me gusta muy buena la imformacion gracias me sirvio de mucho!!


  3. Anónimo Says:

    esta mui buenoo!!! ami me ayudo con mi trabajo practico


  4. Anónimo Says:

    Muy interezante trabajo me parece que esto ayuda a despertar el cuidarce de ese mal vicio de las drogas que lo puede llevar a la muerte segura si no busca ayuda cuidemo nuestro organimos y la de los demas


  5. Anónimo Says:

    Muy interesante. Me ha ayudado mucho para la charla del colegio.


  6. Hola, me gustaría saber si las drogas auditivas, pueden provocar epilepsia, si, si como lo llevan a cabo.


Publicar un comentario en la entrada